AMANECER.

el
Desperté del coma a mi yo más profundo,
viajé al país de las hadas
y me perdí en el bosque encantado.

Flores, estrellas y ríos de agua dulce,
arcoiris relucientes coronando las montañas.

Y subí al cielo, bailando entre las nubes
para bajar y hundir mis pies en la tierra,
sintiendo la humedad
de las lágrimas vertidas.

Me despojé de la ropa roída,
dejando que mi oxígeno
impregnara mi piel
y mi luz iluminó la noche.

Ya no hay duendes ni fantasmas
ni cascadas de colores,
no hace falta escapar al mundo de fantasía.

Desperté en mi lugar
y mi oscuridad se transformó en día.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s