Los Descorazonados.

He abierto una brecha a través del tiempo para dejar grabado este mensaje que, si bien no les parecerá de máxima urgencia, sí considero de vital importancia. Llegan a ti ahora estas palabras, no por casualidad, sino por una cadena de causas y consecuencias que tienen su origen en el nacimiento del universo.

Es mi responsabilidad advertir de una amenaza a tu mundo, al mío y al de todos los seres sintientes. Esta amenaza tiene el nombre de “Los Descorazonados”. Los seres que nos observan desde otra dimensión.

Ellos no pueden generar emociones, mas las necesitan. Son adictos a los sentimientos. Nos observan desde su mundo y nos chupan las emociones del mismo modo que nosotros sorbemos la pajita de un refresco. ¿Cómo lo hacen? Muy fácil, mediante sus armas más poderosas: El Miedo y la División.

Primero nos dividen. Alimentan las disputas. Confunden nuestras palabras, nuestras ideas, para llevarnos a la confrontación y después avivar el miedo, nuestros temores primarios, de donde extraen las emociones. Son esa voz que te susurra en la cabeza y te genera ansiedad. Ese calor que te recorre la espalda cuando te invade la ira. La amenaza en lo más hondo de tu ser que hace temblar la raíz de tu equlibrio. El sentimiento que no puedes explicar pero está ahí.

El mundo de Los Descorazonados no es muy distinto al nuestro. Viven completamente alienados, apáticos, incapaces de sentir nada, incapaces de establecer vínculos entre ellos. Sin alegría, sin tristeza, sin miedo ni esperanza. Ahora nosotros seguimos su mismo sendero. Asistimos perplejos a la transformación de nuestro mundo y nos preguntamos por qué hay tanto mal en él, mientras aumentamos el consumo de sufrimiento. Cuando elegimos historias de desgracias, de calamidades. Cuando contamos una noticia, cuando vemos una película, leemos un libro, jugamos a un videojuego… nos transformamos en Descorazonados causando la desgracia en otros mundos.

En esta brecha a través del tiempo vengo a recordar tres poderosas armas para combatirlos.

Amor y humor. No el falso “amor” creado por ellos para confundirnos basado en el deseo, la dominación y la posesión. Sino el amor como la fuerza de unión más poderosa entre seres vivos. La fuerza que nos lleva a utilizar las diferencias como herramienta de crecimiento.

El humor, la fuerza más limpia e inocente que nos mueve. Aquello que nos hace reír, que nos ilumina, hasta en el más horrible de los casos, pues nos dice que estamos viendo el chiste de la vida. El humor, que abre la mente y amplía la conciencia más allá de nuestros límites. Que nos permite ver en el reverso de nuestros temores, de nuestros odios, de nuestra ira interna y reírnos de ella.

Y por último la Empatía. No para luchar contra Los Descorazonados, sino para unirnos a ellos y alimentarnos mutuamente. La empatía de entender las emociones del otro y comprender que todos los conflictos del mundo se podrían resumir en una pregunta ¿Por qué no me entiendes?

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. macalder02 dice:

    Una seria advertencia del peligro que nos acecha sino tomamos en cuenta estas sugerencias. Una realidad latente de como estamos viviendo. Un magnifica entrada. Un buen fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. KativaWorks dice:

      Gracias mecalder por cometar y apoyar…a veces hay que pararse a pensar…

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s