CEGUERA.

el

Un pájaro negro,
sobrevuela mi cabeza
cuervo que presagia
la fatalidad.

Lo miro, pensando
cómo ese ser alado
puede ser portador
de malas nuevas.

Él bate sus plumas
ofreciéndome un espectáculo,
es magnífico y hermoso.

Observo sus ojillos negros,
brillantes cual azabache
y una lágrima parece brotar.

Comprendo su angustia,
la oscuridad que encierra en sí
pero no es suya sino mía
su color de sombra me pertenece.

Mi alma se refleja
él la absorbe y la muestra
y yo ciego de mi mismo
le etiqueto y le culpo.

Pájaro de mal agüero,
le grito espantándolo
mientras agito la mano
No me hagas ver lo que no quiero.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Bufón loco dice:

    Pobre “cuervo” al que culpar de todo lo oscuro que portamos :(. ¡Me gustó! ¡Nos leemos!

    Le gusta a 2 personas

    1. KativaWorks dice:

      😉 Gracias! seguimos conectados!

      Me gusta

  2. ~Aileen~ dice:

    •~…me ha encantado el contenido de estos versos, fuerza, mensaje…~•

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s