El momento elegido.

Pedro miró hacia atrás y luego miró a Sofía.
—No puedo hacerlo, aún no, todavía no es el momento de hacer este camino. He de
volver. Si me voy ahora contigo seré un lastre para ti.

Sofía le miró a los ojos escudriñando más allá de sus pupilas y vio la oscuridad en
ellos, observó que su espalda aún estaba encorvada, todavía soportaba un peso
demasiado grande incluso para los dos. Por un momento dudó, quizás si fuera posible,
ella era fuerte, ella andaba recta y en sus ojos solo había luz.

—Yo también lo he pensado —dijo Pedro adivinándola— pero lo único que
conseguiremos es ir agachados los dos.
—Tienes razón, eso sería incluso más doloroso que perderte ahora.

Se pusieron la mano en el pecho del otro y juntaron sus frentes antes de separarse.
Estaban conectados, volverían a reunirse.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ~Aileen~ dice:

    •~…saber soltar, y conjurar con las acciones que el sendero los volverá a conectar. Esos hermosos instantes de elegirse, saber lo que hay que andar solo, y cuando es bueno la compañía. Muy bueno como siempre! Saludos!~•

    Le gusta a 1 persona

    1. KativaWorks dice:

      Aileen mil gracias por aportar tu visión siempre tan linda y acertada, gracias por comentar, por sentir por estar. Un abrazo, seguimos conectados!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s