Luces en el balcón

La calle estaba desierta, sólo se veían algunas valientes gaviotas que se atrevían a salir, aunque pronto eran espantadas por los coches de policía que patrullaban las calles. La ciudad había sido tomada por un siniestro silencio. Sólo los semáforos seguían funcionando para regular un tráfico fantasma. El mundo se había detenido por un nuevo…

Resultado Positivo

El shock llegó de pronto, como llegan los shocks, pillándolos a todos por sorpresa. Sucumbieron al miedo y no tardaron en encerrarse en sus casas, contemplando perplejos a través de pantallas lo que sucedía en el mundo… … o lo que les decían que sucedía. Entonces ellos salían al mundo y repetían lo que habían…

El último espejo.

Amanda estaba sentada en frente del espejo de su tocador, en su habitación, esa habitación que habilitaron para ella, el espacio de su memoria, su refugio del recuerdo. Su vida, cabía en escasos metros, una cajita de cuatro paredes. Miró hacía la derecha a la ventana del mundo exterior, la luz de las farolas se…

Rendición…

—Señor está todo perdido, el fin ha llegado, deberíamos rendirnos y salvar lo poco que queda de este país.—¿Rendirnos? ¡Nunca! ¿Qué sentido tendría? Aún podemos presentar batalla, mandaremos una nueva ofensiva, sabrán quien soy yo, ¡yo nunca he perdido!—Siempre hay una primera vez…—¡Di una palabra más y te mando ejecutar por rebelión!—Señor, ríndase y demuestre…

Fuegos artificiales.

Retumbaban las calles, temblaban los cristales de las ventanas, el cielo se iluminaba con cientos de colores. Tambores, dentro de mí, vibraban tambores, ruido de explosiones, aviones de guerra sobrevolando la ciudad. Pero sólo eran fuegos artificiales surcando el firmamento. La fiesta grande del verano. Abajo, ocupando las aceras, la gente se apelotonaba, casi estrujándose…

DE TODO CORAZÓN. GRACIAS

Allí estaba sentada con un viejo álbum sobre el regazo. Me enseñaba fotos de Mario, contándome con todo detalle el momento en el que fueron tomadas. Se notaba que estaba nerviosa y trataba de llenar los silencios, amontonando las palabras como si por quedarse callada me estuviera faltando al respeto. Yo no sabía muy bien…

La cuerda de la obsesión

El suceso corría como la pólvora por todos los noticiarios, en el periódico no se hablaba de otra cosa, la noticia de que un hombre se “aliviaba” delante de los carteles publicitarios de la ciudad les tenía a todos fascinados, todos querían conseguir la exclusiva, todos, menos yo. Me parecía un asunto mórbido, un chiflado…

PERDER A VECES ES GANAR

Seis de la mañana, ahí estaba el timbrazo del despertador… era hora de levantarse, solo  faltaban tres días para el gran día, un buen desayuno y a la calle. Hacía fresco, se notaba que era el fín del verano,  me estiré, escogí buena música y me enfilé hacia el parque, como todos los días desde…

GRIS.

Miraba por la ventana. Callada. Delante de ella, la cajetilla de tabaco, el cenicero colmado de colillas, una botella de agua medio vacía y el teléfono avisando, con su parpadeante luz, que tenía mensajes sin leer. Encendió otro cigarrillo, el móvil vibró nuevamente sobre la mesa, lo cogió sin mirarlo y lo apagó. La mirada…

El Primer Umbral

Desperté un día, sintiéndome confusa, intenté moverme, abrir los ojos, pero no podía, no sentía ninguna parte de mi cuerpo, le mandé órdenes a mi cerebro para que moviera cualquier músculo, pero nada, no notaba ni una fibra de mi ser. Volví a caer en un sueño pesado. No sé cuánto tiempo estuve así. Recobré…