LA MATRIARCA

Le temblaban las manosal sujetar el bastónsus piernas eran alambresque se doblaban con el peso de la vidadecidió no dar un paso máspues la senda ya solo le ofrecía vistasun paisaje de lo andadosu camino ya sólo estaba en su cabezael trayecto del corazón a la memoria La sonrisa ofrecida a los nietosque la dan…

Una mañana, una vida cualquiera.

Amalia era una anciana de ochenta y muchos años.Tenía el pelo plateado, el poco que le quedaba, y nunca iba peinada. Vivía con una familia de varios miembros en casa, pero nadie la peinaba. Era normal, porque en esa casa todos tenían mucha prisa siempre y a Amalia no le gustaba molestar. Así que no…