Yo confieso.

Confieso que he caído en el desánimo más de una vez, que me he dejado llevar por la ira, que he juzgado noticias tras leer solo el titular, que he creído que mi verdad era la única y que tener razón me hacía poderosa. Confieso que esta situación me vino grande y no la entendía…

Prioridades.

Raquel se despertó ese lunes algo inquieta, hacía mucho que no le pasaba, desde que hacía un año había decidido dejar su trabajo en la tienda de cosméticos para ponerse a dibujar. Desde ese día los lunes habían dejado de ser lunes, en realidad ningún día de la semana había vuelto a tener ningún tipo…