El poder de un regalo

Como todos los días, Clarisa preparaba el desayuno, mientras Juan despertaba a los niños. Era la rutina que más le gustaba, siempre había hecho del desayuno una especie de ritual para empezar bien el día pero de unos años para acá, más que un ritual, se había convertido en su momento especial, el único en…