La cuerda de la obsesión

El suceso corría como la pólvora por todos los noticiarios, en el periódico no se hablaba de otra cosa, la noticia de que un hombre se «aliviaba» delante de los carteles publicitarios de la ciudad les tenía a todos fascinados, todos querían conseguir la exclusiva, todos, menos yo. Me parecía un asunto mórbido, un chiflado…

Una adivina en una carpa. (El pasado es el camino hacia el futuro).

Un joven moreno de pelo enmarañado, se paseaba por la feria sonriendo a toda mujer con la que se cruzaba, si esta iba acompañada disimulaba inclinando su sombrero puntiagudo. Acababa de tocar junto a otros jóvenes músicos, no pertenecía a ninguna banda pero de vez en cuando se unía a alguna para aumentar sus ganancias….

EMOCIÓN PRIMIGENIA.

De la magia es la importante no es conjuro ni maleficio y aunque se preserva se encuentra en el mundo. Si la buscas la hallarás no se lee, más se ve no es palabra y sin embargo la oyes . Es la base de la creación y la destrucción. Se sabe y se transmite desde…

ENTRE PAPELES.

Texto actualizado subido Enero 2019 celebrando un año en wordpress Ahí estaba sentado en el sofá, rodeado de cajas y carpetas, rebuscando entre papeles de una forma metódica pero con un ritmo cada vez más desesperado. Escudriñaba cada hoja con cuidado y luego la depositaba en un montón a sus pies. Yo permanecía a su…

Diario de la desolación

Día 1:«Tengo que salvar a mi hijo»Día 23:«Tengo que mantenerme cuerda», pienso mientras huyo despavorida por la ciudad destruida. Así llevo varias semanas, recorriendo las ruinas y escapando de toda amenaza, humana, animal o mutante, lo mismo da.Día 27: He ido haciéndome un traje de los retales que he encontrado, intentando cubrirme, arrancando las telas…

Sorpresas.

A veces no nos dejamos sorprender por la vida por que esperamos un «algo» que nunca llega y que ni siquiera sabemos que es. Así nos desesperamos. A veces simplemente hay que abrir puertas y ventanas salir fuera y admirar lo que nos rodea, dejarnos fluir sin más. La vida suele ponerte delante aquello que…

Encuentro.

-Siento llegar tarde -dijo él con el cabello despeinado, el rostro enrojecido por la carrera y la voz aún entrecortada. -Llegas justo a tiempo -contestó ella dibujando una amplia sonrisa mientras guardaba su reloj de bolsillo. Continuara…