Luces en el balcón

La calle estaba desierta, sólo se veían algunas valientes gaviotas que se atrevían a salir, aunque pronto eran espantadas por los coches de policía que patrullaban las calles. La ciudad había sido tomada por un siniestro silencio. Sólo los semáforos seguían funcionando para regular un tráfico fantasma. El mundo se había detenido por un nuevo…

Fuegos artificiales.

Retumbaban las calles, temblaban los cristales de las ventanas, el cielo se iluminaba con cientos de colores. Tambores, dentro de mí, vibraban tambores, ruido de explosiones, aviones de guerra sobrevolando la ciudad. Pero sólo eran fuegos artificiales surcando el firmamento. La fiesta grande del verano. Abajo, ocupando las aceras, la gente se apelotonaba, casi estrujándose…

La cuerda de la obsesión

El suceso corría como la pólvora por todos los noticiarios, en el periódico no se hablaba de otra cosa, la noticia de que un hombre se «aliviaba» delante de los carteles publicitarios de la ciudad les tenía a todos fascinados, todos querían conseguir la exclusiva, todos, menos yo. Me parecía un asunto mórbido, un chiflado…

JUEGO DE NIÑOS

Niños, jugando a ser mayorescon disfraces de gran tallajede gánster de ciudad pequeña. Sus brillantes armas, relampagueancontra los vehículos paradosmientras el cielo se llenacon disparos al aire. Balas volando como cometas al vientocuyo cordel, invisible,les ahoga cada vez más. Juego de niños con carnetsde edad avanzada. ¡Pum, pum! resuena en las callespero el fondo no…

Magnasanti: La Sociedad Perfecta

Hoy vamos a hablar de Sim City, una de esas obras de arte que trascienden el concepto de ‘juego’ para convertirse en una herramienta cognitiva que nos permite entender el mundo en el que vivimos, y que incluso puede llegar a convertirse en un medio de expresión, como le sucedió a Vincent Ocasla, nuestro protagonista…