CHOQUE AFORTUNADO

Le decía a la luna, que sabía lo que era amar. Sentirse enamorado, flotar en estado de euforia. Mas no era verdad. Artificios de atracción mal entendida, reflejos de un cuento de final alterado. Roces en singular sin emoción alguna. Fortuitos encuentros cuya breve historia, en un cajón quedará perdida. Hasta que llegaste tú, choque…