Una adivina en una carpa. (El pasado es el camino hacia el futuro).

Un joven moreno de pelo enmarañado, se paseaba por la feria sonriendo a toda mujer con la que se cruzaba, si esta iba acompañada disimulaba inclinando su sombrero puntiagudo. Acababa de tocar junto a otros jóvenes músicos, no pertenecía a ninguna banda pero de vez en cuando se unía a alguna para aumentar sus ganancias….

Un regalo inesperado.

Raúl sonreía cada vez que oía el pitidito que emitían los códigos de barras al pasar por la caja, no sabía muy bien porqué ese sonido le hacía sonreír, o quizás sí lo sabía, ese sonido le decía que había triunfado y eso hacía que pudiera comprar todo lo que deseaba, cada pitido era como…

Cónclave

El profesor Norrister y la profesora Clarensti fueron los últimos en llegar, abrieron la puerta con ímpetu y notaron como todas las miradas se posaban sobre ellos. – Disculpad, no nos ha dado tiempo a cambiarnos.- se disculpó la profesora Clarensti avergonzada de acudir a la reunión sucia por la clase que habían tenido. –…

En la boca del dragón.

Marie se despertó como todos los días abriendo la ventana para que ventilase el cuarto.Respiró hondo el frío viento del otoño, el sol aún no había salido del todo pero había luz suficiente para comenzar a trabajar, se aseó un poco, se recogió el pelo y se puso un delantal.Salió de su habitación pasando por…

De Historias y Leyendas

Las luces de Lordas se iban apagando, el bullicio se transformaba en murmullos que pronto serían silencio. La bóveda celeste, con su chirrido característico, giró cubriendo el mosaico del techo que marcaba la hora de acostarse. Todos se iban retirando a sus habitaciones. Todos menos Sabantha, que permanecía en la biblioteca. En los últimos días…

AMANECER.

Desperté del coma a mi yo más profundo,viajé al país de las hadas y me perdí en el bosque encantado. Flores, estrellas y ríos de agua dulce, arcoiris relucientes coronando las montañas.Y subí al cielo, bailando entre las nubes para bajar y hundir mis pies en la tierra, sintiendo la humedad de las lágrimas vertidas….

OBSCENIDAD.

Me escuchas sin empatía,declamando expresionessolo para tus oídos. Te deleitas con tu voz,aunque pareces respondera mis retóricas palabras. Acordes sin ritmoen orquestas vacías,donde los instrumentosapolillados del desuso,aguardan impacientesvolverse a activar. Improvisamos secuenciasen aulas sin clase,de guiones aprendidoscuyos ecos nos perturban,al narrarse sin aparenteestructura ni dicción. Soledades acompañadaspor extraños desconocidos,simulando naturalidad. Mundos de fantasíarodeados de barrotesque…