Fuegos artificiales.

Retumbaban las calles, temblaban los cristales de las ventanas, el cielo se iluminaba con cientos de colores. Tambores, dentro de mí, vibraban tambores, ruido de explosiones, aviones de guerra sobrevolando la ciudad. Pero sólo eran fuegos artificiales surcando el firmamento. La fiesta grande del verano. Abajo, ocupando las aceras, la gente se apelotonaba, casi estrujándose…

Un regalo inesperado.

Raúl sonreía cada vez que oía el pitidito que emitían los códigos de barras al pasar por la caja, no sabía muy bien porqué ese sonido le hacía sonreír, o quizás sí lo sabía, ese sonido le decía que había triunfado y eso hacía que pudiera comprar todo lo que deseaba, cada pitido era como…

El jardín marchito.

Tenían proyectos e historias perdidas en todos los rincones, de los cajones y de su cabeza, decenas de aventuras empezadas, esperando descubrir su final o su sentido, y otras miles en la cabeza que sólo tenían formas abstractas y amorfas. Ideas, pensamientos y emociones que necesitaban de tiempo para germinar y crecer, todas igual de…

Volvemos… poco a poco

Ha pasado el verano… y lo ha hecho volando, como acostumbra a hacer el tiempo. Tres meses donde se han sumado el reencuentro con abrazos y sonrisas que nos llenaron de energía y puertas que se abrieron a oportunidades y sueños. Nos gustaría haber hecho mucho más de lo que el tiempo nos ha permitido,…