Clic-Clac

Fluyes confluyes fluctúas ¡ Clic, clac ! El interruptor. Energía revoltosa aleteando sin son, se para la música pero no la canción. Fluyes confluyes fluctúas ¡ Clic, clac ! El interruptor.

Las cinco fases.

El maquillaje caía por sus mejillas mezclándose con las lágrimas, confiriendo a su rosto, un aspecto siniestro como de muñeca de porcelana ajada. Había sido un día intenso, cargado de emociones  infinitas y efímeras, aún no se podía creer que fuera el final. Apartó la mirada del tocador y agarró una botella de champan que…

Redención.

Abrió la puerta de la casa, con una patada, y recorrió el lugar dando grandes zancadas, respirando con ansiedad, notaba como el pecho se le hacía pequeño y oprimía su corazón. Seguía dando vueltas por todos los cuartos, necesitaba desahogarse, pero allí hacía mucho tiempo que no vivía nadie. Entró en una de las habitaciones…

LIBERTAD

“¡Oh muerte, suprema libertad! Tú que esperas al otro lado del umbral dime, qué secretos guardas ten celosa, tan oculta, tan oscura.”

PINCELADAS.

De niño a adulto hay solo pinceladas, trazo grueso y marcado que emborrona los sentidos. De adulto a viejo hay solo pinceladas, finas líneas detalladas que recuerdan fuiste niño.

La Recompensa.

Piedad escupió sangre mientras se incorporaba buscando a Gilberto con la mirada.– ¿Sólo estamos en pie nosotros?-preguntó haciendo un barrido con los ojos.– Eso parece-dijo el viejo guerrero adelantándose hasta la muchacha-. La inspeccionó el rostro y comprobó que sus heridas no fueran graves.– ¿Y Merucho?- preguntó ella sabiendo la respuesta de antemano, Gilberto no…

¡Está en Sagrado!

¡Ayudadme por favor!- gritaba el jorobado con desesperación. Las lágrimas se mezclaban con las gotas de sudor que recorrían su rostro, iba de un lado a otro cargando piedras, tirando cubos de agua, echando mantas encima de las llamas que comenzaban a repetirse vertiginosamente por toda la construcción. Todo su cuerpo estaba tensionado y retorcido…

Ciento ochenta grados

La luz del atardecer se filtraba ya por la ventana abierta de par en par, Anais terminó de cerrar una maleta no sin esfuerzo. Bueno, pues parece que ya está todo-dijo resoplando mientras sus ojos recorrían la habitación llena de cajas y maletas. ¡Anaaaaaiiiissssss! – El timbre de la puerta sonó insistentemente acompañado de una…

TIC-TAC

Tañido de campana que enturbia el silencio. Sentir el grito, subiendo por la garganta. Saborear entre los dientes la acidez de la palabra que el tiempo no cura. Miedo. Y crees que todo pasa lentamente porque las cuerdas atrapan cada parte de tu cuerpo. Arena que se escapa entre los dedos, es agua que te…